Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

14/7/09

ENTREVISTA AL GERENTE DE FAMILIA ZUCCARDI

El gerente de Mercado Externo de Familia Zuccardi, José Asensio, cuenta su experiencia en la reciente feria internacional Vinexpo, la más importante del mundo


"Vi bodegas francesas subidas a la ola del Malbec argentino"

La bodega Familia Zuccardi tiene el mérito de haberse animado a realizar algo que, a primera vista, podría parecer riesgoso en un contexto de crisis económica mundial como el actual. Después de 10 años de participación, por primera vez decidió presentar sus vinos con stand propio en Vinexpo, la feria internacional más importante del mundo que anualmente se organiza en Burdeos, Francia. José Asensio, gerente de Mercado Externo de la bodega, cuenta su reciente experiencia.

En el ambiente se dice que Zuccardi hizo un muy buen papel en la Vinexpo 2009. ¿Es así?

Hay dos factores que quiero destacar: uno es interno. Nada de esto fue casualidad. El hecho de haber sido la primera vez que presentamos un stand propio en este evento (uno de los más visitados) nos obligó a ser muy responsables con la planificación de nuestra logística y de la agenda comercial. Nada quedó librado al azar. Hicimos un trabajo previo muy intenso para obtener buenos resultados. Zuccardi tiene una trayectoria en el mercado y es el resultado de años de trabajo, de aperturas de nuevos mercados, canales de distribución y consolidación de las marcas.

El otro factor a tener en cuenta es que más allá de la recesión internacional, existe una realidad: la Argentina está ofreciendo buen vino a precios competitivos, con propuestas más innovadoras que las de otros países productores.

¿Tenés alguna anécdota interesante para contar, algo que te haya llamado especialmente la atención?

Resulta que las bodegas francesas de la región de Cahors (productoras de Malbec) se ubicaron lo más cerca posible del pabellón argentino. Pero más allá de que el Malbec sea originario de esa zona, hoy no tiene comparación con el nuestro, que es barato y de excelente calidad. Es un caso curioso que llamó la atención de la prensa internacional: las bodegas francesas subiéndose a la "ola" del Malbec argentino.

¿Es cierto que esta crisis es una oportunidad para el vino argentino?

El poder adquisitivo de los consumidores se ha visto reducido y, como te dije recién, la Argentina tiene una oferta muy interesante de vinos en el segmento de los US$ 10 a US$ 15 al público. Esta oferta es prácticamente imposible de igualar y encima si va acompañada por la buena prensa que recibimos en esos mercados, algo que nos hace verdaderamente atractivos.

¿Más allá de lo institucional, qué impresión personal te parece que se llevaron los visitantes?

Nos llamó la atención lo que nos decían algunos europeos con respecto a nuestro stand; en particular unos suecos que nos dijeron: "Tenemos ganas de sacarnos los zapatos porque nos sentimos como en casa". Fue un verdadero logro haber podido generar un ambiente que, más allá del negocio, transmitiera calidez, afabilidad y confianza.

¿Y en particular del producto?

En esta ocasión, presentamos tres líneas de productos y una de ellas causó furor: se trata de "Fuzion", una línea cuya franja de precio va de US$ 8 a US$ 20 al público, aproximadamente. Es una de las marcas que más ha crecido en la Argentina y que se acercaban a probar enólogos de bodegas italianas, francesas, españolas e incluso del Cono Sur. Esta marca se está posicionando muy bien en esos mercados. Te diré, con alegría, que los vinos argentinos están siendo muy observados.

No hay comentarios :