Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

27/7/09

SUBSIDIO PARA GASTRONOMICOS


El sector hotelero y gastronómico perdió 900 millones de dólares

Tras la reunión de pequeñas y medianas empresas de hoteles y gastronomía de la región, desde ese sector comercial resolvieron reclamar a la Nación por prórrogas impositivas que les permita superar la crisis que atraviesan y mantener los puestos de trabajo.

De acuerdo con los directivos nacionales, del NEA y de la Cuenca del Plata, que integran la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica (FEHGRA), quienes se reunieron la semana pasada en la ciudad de Resistencia (Chaco), las pérdidas alcanzan los 900 millones de dólares y pone en riesgo la estabilidad laboral de 400.000 empleos.

Junto a Oscar Ghezzi, presidente de FEHGRA, Alberto Ravalle vicepresidente de la entidad y Marcelo Quiroga coordinador regional, estuvieron presentes los delegados de la Federación, Ricardo Reimer (Corrientes); Vylma Guasti de Peláez (Chaco); Carlos Krumkmp (Iguazú) y Desirée Vogt de Messi (Posadas).

Para ese sector empresario, todo comenzó con la crisis del campo, luego se sumó la situación financiera internacional, continuó el dengue, a continuación llegó la gripe A, y ahora se le suman los propios problemas de la política y la economía argentina.

Cinco hechos que Oscar Ghezzi explicó que pusieron en crisis a unos 50.000 establecimientos hoteleros y gastronómicos que dan trabajo en forma directa a unas 400.000 personas; para graficar aún más la debacle, remarcó que con este encadenamiento de hechos el sector hotelero y gastronómico ya perdió 900 millones de dólares, la cifra es alarmante si se tiene en cuenta que en su mayoría son pymes que requieren mano de obra intensiva.

Según expuso el portal Región Norte Grande, Ghezzi, quien también es vice presidente de la sociedad internacional de hoteles, reconoció que el impacto ha llegado en forma escalonada a las distintas regiones; “primero comenzó en el Norte Grande argentino, que a nivel turístico local se las denomina Norte (NOA) y el Litoral (NEA); ahora el freno de la actividad también llegó a Buenos Aires, El Calafate, Córdoba, Bariloche, etc., que además de turismo nacional trabaja con turistas extranjeros”.

El titular de la Federación alertó al resto de la sociedad argentina "el profundo daño que el conflicto del campo provocó en la actividad turística en todas las provincias y el país; a lo que se sumó la crisis internacional, la epidemia del dengue y la pandemia de la gripe A. Factores que provocaron un tremendo impacto en el sostenimiento y desarrollo de nuestros asociados".

Concretamente, durante la reunión los hoteleros insistieron en pedir a nivel nacional, provincial y municipal, que se flexibilice el cobro de impuesto y tasas; y puntualizó que “no queremos, no pagar, queremos los mismos beneficios que se le da a una empresa automotor, para mantener los puestos de trabajo, es decir poder diferir el pago de impuestos, porque el turismo da trabajo en Jujuy, Chaco y en todo el país. Entonces necesitamos que la gente pueda deducir impuesto a las ganancias, o algún beneficio para los que viajen por el país”.

“Tenemos 50.000 empresas y representamos a 400.000 trabajadores, un 1.200.000 personas si incluimos a su familias, tenemos que mantener los puestos de trabajo, necesitamos que el Estado promueva medidas inteligentes”.

“En este sentido estamos trabajando con la Secretaria de Turismo de la Nación y el Ministerio de Economía, y luego lo haremos con los gobernadores para plantearles el programa de desarrollo del sector que tiene la FEHGRA”, aseguró.

No hay comentarios :