Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

5/8/09

GASTRONOMIA , SE ESTUDIA EN LA UNIVERSIDAD

UN gran paso para esta pasion que nos encuentra , es que la gastronomia consiga una catedra en universidades Argentinas
Gastronomía, cátedra universitaria

La pasada semana se firmó un convenio entre la Universidad de Córdoba y la Fundación Bodegas Campos que permite vea la luz la Cátedra de Gastronomía de Andalucía, primera existente en nuestra comunidad y tercera en el plano nacional, tras las de la Universidad Camilo José Cela en Madrid y la Universidad Jaime I en Castellón. Junto a los dos firmantes, van a participar decididamente en el Consejo Asesor de la nueva Cátedra empresas, entre ellas ya seguras Covap y Heineken, e instituciones públicas, municipales y autonómicas.

La idea de una Cátedra de Gastronomía viene de lejos en Córdoba, como no podía ser de otra manera dadas las excelencias de nuestras materias primas y el desarrollo alcanzado en los últimos tiempos por la restauración cordobesa. En su momento, una de las futuras colaboradoras de la Cátedra, Inmaculada Villegas, persona importante en ese mundo, relacionada con las academias, escritora sobre gastronomía y especialista en Apicio, trató de ponerla en marcha pero no pudo ser. Ahora surge del afán ilusionado y creativo de un trabajador como es Javier Campos y del sentido empresarial de Javier Martín, presidente de la Fundación Bodegas Campos.
Con acierto se ha buscado para ella el rango de Cátedra de extensión universitaria y ha encontrado receptiva a la Universidad de Córdoba. El rector José Manuel Roldán ha mostrado su apoyo convencido al proyecto, afirmando que Córdoba lidera a nivel andaluz el campus de excelencia internacional agroalimentario, junto a otras instituciones regionales, tales como la Universidad de Huelva respecto a los productos cárnicos, la de Jaén en aceites, la de Cádiz en vinos, y la de Almería en materia hortofrutícola.
Se trata de darle a la gastronomía el papel relevante que tiene, haciéndola la tercera pata, junto a hostelería y producción, del turismo. Hasta ahora era un complemento sabroso, pero no pata sustancial. Que ya era así está claro porque ya no importa que un restaurante esté donde esté, pues se preparan viajes exprofeso para ir y comer como Dios manda. Hay que poner a los tres sectores en contacto más íntimo. Lo mismo que los agentes de viaje van a los hoteles y rutas que gestionan, los estudiantes de hostelería y los cocineros deben ir a las empresas suministradoras y aprender cómo se preparan las materias primas.
Para lograrlo la Cátedra girará sobre cinco polos. Docencia: participando en cursos ya existentes, organizando monográficos, conferencias y charlas, presentación y catas de productos por las empresas agroalimentarias. Investigación: regeneración de productos culinarios, aceite, calidad del pan y panes diversos, nuevos productos. Publicaciones: recetarios, otras cocinas, textos clásicos. Difusión: contacto de las escuelas de hostelería andaluzas, visitas y estancias de alumnos en empresas productoras, circuitos gastronómicos. Contactos: Consejerías de Agricultura, Innovación, Turismo y Academias de Gastronomía.
En septiembre echará a andar en nuestra ciudad esta Cátedra de Gastronomía de Andalucía, con la constitución del Consejo Asesor y el nombramiento de un director. Para este cargo suena el nombre de José Ignacio Cubero Salmerón, agrónomo y biólogo, catedrático de Genética y Mejora de las Plantas de la UCO. Una persona de gran prestigio en el mundo universitario, partícipe de las inquietudes por Córdoba que brotan en el entorno de Bodegas Campos, de criterio sensato y libre como demuestra en sus artículos periodísticos y, sobre todo, excelente persona y con buen humor. Buena suerte.

No hay comentarios :