Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

13/8/09

RECLAMO GASTRONOMICO EN LAS ISLAS MALVINAS

Trabajadores del restaurante que funciona en ese centro cultural reclaman a la empresa que tiene la concesión del servicio que regularice la situación laboral de todos los empleados. Durante la jornada de ayer realizaron un cese de actividades. Se niegan a crear una cooperativa, como pretenden los dueños


Trabajadores del restaurante que funciona en ese centro cultural reclaman a la empresa que tiene la concesi�n del servicio que regularice la situaci�n laboral de todos los empleados. Durante la jornada de ayer realizaron un cese de actividades. Se niegan a crear una cooperativa, como pretenden los due�os


“Sí al trabajo en blanco. Sí a salarios dignos”. Con estas consignas, los empleados del restaurante que funciona en el Centro Cultural Islas Malvinas ayer dijeron basta, apagaron el fuego de las ollas y dejaron las bandejas vacías sobre el mostrador. El cese de actividades fue una medida de protesta contra la empresa que tiene la concesión del local porque no regulariza la situación laboral de los trabajadores. Hoy habrá una audiencia de conciliación en el ministerio de Trabajo bonaerense.

En total son unas 28 personas (entre cocineros y mozos) que se desempeñan diariamente en el salón gastronómico ubicado en 53 y 19. El local es una dependencia del centro cultural, que pertenece al Municipio platense, pero el servicio de comidas está en manos de una empresa privada.

Según explicaron los trabajadores a Hoy, en los últimos días enviaron una carta documento a la empresa para solicitar “la regularización de sus condiciones laborales, ser blanqueados y el cobro de un salario digno”.

En respuesta, los propietarios les habrían dicho el lunes último que no estaban en condiciones de afrontar esos gastos porque la empresa se fundiría. A cambio, les propusieron la creación de una cooperativa, pero esto fue rechazado por los trabajadores.

“Eso es un escape al blanqueo, porque la cooperativa no sería creada por nosotros. Y en una cooperativa no hay empleados y empleadores, sino socios”, expresó uno de los manifestantes que ayer entregaba volantes a los transeúntes que pasaban por la zona de la plaza Malvinas para comunicar la problemática.

Además, señaló que la empresa los intimó al decirles que quienes no aceptaban la creación de la cooperativa directamente que no se presentaran a trabajar. Por eso los empleados en su conjunto decidieron realizar el cese de actividades durante toda la jornada de ayer.

“No tomamos el lugar. Estamos parando para que escuchen nuestro reclamo. Acá los mozos ganan $ 35 por día y los cocineros $ 40. No tenemos ART (Aseguradora de Riesgos del Trabajo) ni obra social ni antigüedad. Si alguno de nosotros se accidenta, no tenemos ni siquiera una gasa”, aseguró.

Los empleados permanecieron hasta la tarde en el restaurante. Por la mañana colocaron un cartel en la puerta del local que decía los motivos del cese de actividades y donde pedían disculpas a los clientes “por las molestias ocasionadas”. Pero luego, ese cartel fue reemplazado por otro colocado supuestamente por los encargados del salón donde se expresaba que el motivo del cierre eran “reformas edilicias”. Y se colocó un andamio en la entrada.

Los trabajadores presentaron una queja ante el ministerio de Trabajo bonaerense por su precaria situación laboral. Es por eso que fueron citados hoy al mediodía a una audiencia de conciliación en esa dependencia provincial para destrabar el conflicto.

No hay comentarios :