Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

2/8/09

VENDIMIA DRAMATICA "ESPAÑA"


TOLEDO. Lo anunciaban hace unas semanas los agricultores de Ciudad Real; este año no va a merecer la pena vendimiar si se mantienen los precios actuales, mucho más bajos que los de la campaña anterior, que ya eran irrisorios, y las ventas de vino siguen a la baja. A todo ello hay que añadir la difícil situación económica de muchos viticultores y bodegas, con una grave falta de liquidez.
Esta semana, las organizaciones agrarias daban la voz de alarma ante el inicio, ya en agosto, de la campaña de recogida de uva, y reclamaban medidas urgentes a la Administración regional para evitar lo que puede convertirse en una «vendimia dramática».
La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) asegura que esta campaña se inicia con unas perspectivas muy pesimistas por parte del sector, en especial de los viticultores que ven amenazadas sus rentas y tienen una visión de futuro poco halagüeña.
El mercado, a peor
«Ya la vendimia del año pasado comenzó con un descenso en los precios de la uva entre un 25 y un 35% con respecto a la anterior campaña, pero la evolución del mercado en los últimos meses ha ido empeorando la situación de las cotizaciones», indica Eusebio Fernández, responsable de la sectorial del vino en UPA.
A ello se une que el consumo interior está a la baja al igual que las exportaciones, lo que hace que los precios estén ahora mismo entre un 20 y un 30% por debajo con respecto a las mismas fechas del año anterior. Además, las existencias en los depósitos de las bodegas están por encima de lo habitual.
Por su parte, Asaja ha instado a la Consejería de Agricultura a poner en marcha los mecanismos necesarios para aliviar la situación del sector vitivinícola, que afecta a la región a 117.000 agricultores.
Según denuncia esta organización agraria, en la actualidad decenas de miles de agricultores no disponen de rentabilidad económica en sus explotaciones por problemas coyunturales y estructurales del sector. «Tanto los titulares como sus bodegas se encuentran en una situación de falta de liquidez que no habían conocido anteriormente, con el agravante de no obtener financiación por la crisis económica.
Escasean las operaciones
Las bodegas están sufriendo, además, demoras e incumplimiento de los contratos de vino que tienen firmados con los clientes, hay una ausencia de aseguramiento en el cobro y escasean las operaciones comerciales pues el mercado está totalmente paralizado.
Por todo ello Asaja ha pedido una reunión urgente a la Consejería de Agricultura para que todas las partes afectadas puedan esclarecer el «incierto futuro» al que se enfrentan los viticultores, que puede desembocar, según advierte la organización agraria, en el cierre de bodegas y explotaciones en la región.
Una petición a la que se han unido las cooperativas agroalimentarias y COAG-IR, tras reunirse el viernes en Alcázar de San Juan para analizar la próxima vendimia, que no dudaron en calificar de «dramática».
Esa reunión se producirá el próximo 19 de agosto, según lo anunció el director general de Producción Agropecuaria, Francisco Martínez Arroyo, quien aseguró que lo que se pretende es «incentivar los acuerdos dentro del mismo sector de cara a que se pueda vender en las mejores condiciones tanto el vino que se produzca en esta campaña, como el mosto y el vino que se destine a alcohol de uso de boca».
A esta reunión están convocados todas las organizaciones agrarias, bodegas, cooperativas, productores, elaboradores y comercializadores de mosto y asociaciones de alcoholeros.

No hay comentarios :