Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

8/2/10

COCINERA ELENA ARZAK


La hija del gran cocinero Arzak nos cuenta que no le pesa el apellido y que acepta que es inevitable que la comparen con su padre...
En el restaurante Arzak no sólo se cocina. «Se cocina y se experimenta», dice. «Un buen cocinero tiene que buscar siempre el sabor y luego ser una mezcla de buena técnica y de innovación».

La innovación, que en los últimos años está irremediablemente unida a la alta cocina, es una máxima constante para Elena Arzak, que se encontró en el restaurante familiar un terreno ya abonado. De hecho, su padre, «siempre inquieto y creativo», dice, fue pionero junto a otros afamados cocineros en poner en marcha la nueva cocina vasca allá por la década de los 80. Ahora sus fogones se han transformado en un auténtico laboratorio de sabores.

No hay comentarios :