Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

5/3/10

FRANCIS MALLMANN, ENTREVISTA A UN COCINERO


Marca registrada de la cocina argentina , de la vieja escuela , compinche del Gato Dumas , maestro de Pablo Massey, Maru Botana , Narda Lepes entre otros , recorrió el mundo y se formo como cocinero en Francia donde recibió un importante premio.
El Caudillo de Garzon un pueblo que descubrió de tan solo 200 habitantes donde hoy tiene su exclusivo hotel , guerrero de los fuegos y amante de las mujeres , poeta y cantante .
Sin mas esta es la entrevista al Sr ,Francisco Mallmann ,Francis para todos los argentinos.

¿Tu familia fue inspiradora en tu profesión?

Francis Mallmann: No, es algo mío, mi padre es físico matemático y mi madre una muy buena cocinera pero no profesional. Empecé con un pequeño restorán en Bariloche en 1976, siempre me gustó más cocinar que estudiar. Eso sí, mi primera cocina fue una de recetas familiares, con productos de la Patagonia y otras de Julia Child.

Nómade

P.: ¿En qué momento comienzan tus viajes?

F. M.: Los viajes han sido parte de mi crecimiento desde muy pequeño. Soy nómade. Desde los tres a los siete años, viví con mis padres en Estados Unidos. Luego en la Patagonia. A los 17, me fui a vivir un año a California. Y a partir de los 19, mi fascinación fue París donde me formé como cocinero.

P.: ¿Creés que los viajes, ayudaron a ser quien sos hoy?

F.M.: Recorrer lugares y culturas, siempre te hacen incorporar cosas o detalles, no sólo en la comida, sino en experiencia. Pero al crecer te das cuenta que es imposible abrazar tantas culturas en los viajes, el alma no alcanza. Tengo la filosofía que para conocer un país hay que vivir en él, mirarlo desde la ventana de un auto.

P.: ¿Qué destinos conocés?

F.M.: México, Cuba, Guatemala, Panamá, Brasil, Perú, Colombia, Chile, Paraguay. Fui muchas veces a Asia. Singapur, Malasia, Tailandia, Indonesia, Filipinas, Vietnam, India, Reino de Bután. Australia, Nueva Zelanda, Africa. Estuve en Rusia, Italia, Francia, España, Austria, Alemania, Suiza, Noruega, Inglaterra, Bélgica, Holanda. Viajé muchísimo, y he vivido cinco años en Nueva York.

P.: No te falta ningún continente.

F.M.: (Ríe). Sí, por eso digo que era un nómade. Sin embargo, ahora, a los 54 años, quiero viajar cada vez menos. Me gusta estar aquí, en el sur de Sudámerica. Al exterior viajo 4 o 5 veces al año pero por trabajo.

Preferidos

P.: ¿Sos exigente como cliente? ¿Cuáles restós son tus preferidos en el exterior?

F.M.: La verdad, soy fácil para comer, por suerte. Me gusta comer sencillamente. Algunos de mis preferidos: The River Café, en Londres; L'ami Loui, en París; Tetsuya, en Sídney; Zuni Café, en San Francisco; Il Cesare, en Alba; Arturito, en San Pablo. Y hay muchos más que no me alcanzaría el día para enumerarlos.

P.: ¿Lugar en el mundo para vivir?

F.M.: La única ciudad a la que quiero ir todos los días es París. Viví mucho tiempo allí y para mí tiene una claridad que siempre me llama, pero no, no quisiera vivir allí. La Argentina es mi novia, la amo con pasión. El amor es el más bello de los viajes, si lo mantenemos vivo, soñamos... y dejamos al otro soñar. Las palabras dichas y escritas y los idiomas son otro bello viaje y no ocupan lugar, no necesitan de valijas.

No hay comentarios :