Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

9/5/11

CHEF MILLESIME PREMIOS

Pepe y Paco recibieron el premio Chef Millesime entre los 8 cocineros finalistas

Los cocineros Pepe Rodríguez, del restaurante El Bohío, de Illescas (Toledo), y Paco Morales, de Ferrero (Bocairent, Valencia), han

obtenido hoy ex aequo el premio Chef Millesime by Cruzcampo, por el que han competido 8 jóvenes promesas de los fogones y que ha estado muy reñido, según fuentes del jurado.

Buen producto, frescura en las elaboraciones, originalidad en la presentación y un alto nivel técnico han sido la constante en la segunda edición de este galardón, que premia la labor de los jóvenes cocineros más destacados de España y cuyo jurado está compuesto por periodistas especializados en gastronomía.

Durante toda la mañana los participantes, considerados la "cantera" más destacada de la alta cocina española, han elaborado y presentado en un "showcooking" tres tapas cada uno, y esta noche se unirán tras los fogones de un conocido hotel madrileño para elaborar una cena de nueve platos.

Las propuestas de Pepe Rodríguez han sido trufa hecha en un caldo de cocido, sardina salada con queso y remolacha y "mojete" de tomate y bonito fresco, unas recetas en las que el toledano refleja su estilo, siempre "buscando la tradición, mirando mucho a Castilla La Mancha y a su despensa y proyectándola al futuro".

"No se puede cocinar de otra manera: tradición, con toda la innovación posible para proyectarla al futuro", ha afirmado a Efe el cocinero, quien ha recordado que el buen producto no tiene por qué ser caro y no es sólo "cigala, caviar y ostras", sino también sardina o remolacha.

El jefe de cocina de El Bohío -una estrella Michelín y dos soles Repsol- ha manifestado su enorme alegría por el galardón, aunque ya consideraba todo un premio estar entre los 8 seleccionados: "Hay tanta gente a la que no se lo reconocen y que pasa tantas horas en la cocina, que yo me siento un privilegiado", ha apuntado.

Ha recordado, además, que la gastronomía "es una escalera en la que todos los escalones son necesarios".

Mientras, Paco Morales ha definido su cocina como "moderna, fresca, de compromiso y muy arraigada a los gustos sabrosos".

Anchoa en salazón con pan negro y judías verdes, trufa de queso de cabra y tostada de tocino ibérico han sido las tapas de Morales, que desde la cocina de Ferrero -una estrella Michelín y un sol Repsol- se mira en cocineros consagrados como Andoni Luis Adúriz (Mugaritz), de quien fue mano derecha; René Redzepi (Noma) o "Ferrán (Adriá), por supuesto".

"Ganar es importante, pero lo más bonito es estar aquí hoy cocinando y compartiendo con gente tan importante y tan buena. Es un día para disfrutar, y lo del premio es lo de menos", ha añadido a Efe el joven chef.

El resto de los participantes, la mayoría con una estrella Michelín y al menos un sol Repsol, han sido Ángel León, de Aponiente (Cádiz); Álvaro Garrido, de Mina (Bilbao); Ignacio Echapresto, de Venta de Moncalvillo (La Rioja); Romain Fornell, de Caelis (Barcelona); Víctor Martín, de Trigo (Valladolid); y Marcelo Tejedor, de Casa Marcelo (Santiago de Compostela).

Entre sus creaciones culinarias, el macarón de trufa de hongos y paté de pato, el crujiente de pizza, los caracoles ibéricos con patatas, el arroz cremoso de codium, la crema de queso carranzano con tomate y manzana verde o el jurel en candela.

El objetivo de "Chef Millesime" es, según sus responsables, promover a jóvenes cocineros del país, poco conocidos fuera del sector especializado pero también responsables del alto nivel de la gastronomía española. <---Segunda parte del texto --->

No hay comentarios :