Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

23/5/11

DIETAS RESTAURANTES DOS COSAS QUE NO SIEMPRE ESTAN ENFRENTADAS

Los restaurantes mexicanos se unen en contra de la obesidad y proponen menúes bajas calorías para sus comensales.

Buscador de Recetas

 Ya se sabe que, cuando se sigue una dieta para bajar de peso, los restaurantes se convierten en los peores saboteadores, con sus porciones pantagruélicas y sus salsas cremosas, repletas de calorías. Pero hay formas de seguir disfrutando de las delicias de los restaurantes, sin salirse de la dieta. Todo lo que hay que hacer es seleccionar correctamente las opciones que hay en el menú.



¡Viva México!

Cuando se trata de un restaurante mexicano, pareciera que el burrito de pollo es una opción saludable, porque contiene carne magra, arroz y frijoles. Sin embargo, la mayoría de los restaurantes sirven una porción enorme acompañada de una gran cantidad de crema agria. Olvídate de este plato y opta por una fajita de pollo, con ají y cebolla. Acompáñalo solamente con media tortilla blanda, de harina de trigo. Esto representa apenas 330 calorías y 11 gramos de grasa. En cambio huye de los chips de tortilla, repletos de calorías y de grasa.

Saborea el sushi

No caigas en la tentación del rollito tempura de camarón, rebozado y frito, el cual contiene 544 calorías y 13 gramos de grasa. En su lugar ordena sopa miso, rollito de salmón y aguacate y un rollito de pepino. Y si quieres una opción aún más saludable, pide el sashimi de salmón, que solo añade 140 calorías y 3 gramos de grasa a una cena. Pero presta mucha atención a la salsa picante, pues una sola cucharadita tiene 99 calorías y 11 gramos de grasa.

¡Mamma mia!

No, los restaurantes italianos no tienen por qué sabotear tu dieta si en lugar de un pollo parmesano escoges una sopa minestrone, de apenas 100 calorías, y media porción de espagueti marinara, con 410 calorías y 8 gramos de grasa. La sopa te calmará el apetito y quedarás satisfecha con la mitad del plato de pasta. Para una opción aún más saludable, selecciona la pasta primavera con salsa roja y pide vegetales extras. Eso sí: ni mires los panecitos de ajo.

Comida china

Dile un no rotundo al pollo kung pao con sus más de 1,600 calorías y 76 gramos de grasa, ¡sería como comerte dos hamburguesas de McDonald's con una porción de papas fritas! Decídete por media porción de camarones Szechuan o con crema de ajo, con solo 465 calorías y 10 gramos de grasa. O mejor aún, el pollo con broccoli al vapor te dejará satisfecha con apenas 280 calorías y 12 gramos de grasa. ¿Tu peor enemigo en un restaurante chino? Los egg rolls, un acompañante que añadiría a tu dieta 190 calorías.

No hay comentarios :