Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

25/5/11

SABORES DEL PERU EN LOS ANGELES

Chef originario de Lima colma de sabrores la ciudad de Los Angeles con su restaurante Mo-Chica



Elevar la gastronomía tradicional peruana al nivel de la francesa, mediterránea u otras de fama internacional es desde hace más de una década el proyecto de vida del chef Ricardo Zarate.

Para su cometido, el originario de Lima estableció hace dos años el restaurante Mo-Chica en El Mercado La Paloma del Este de Los Ángeles.

A pocas semanas de su apertura, Mo-Chica fue nombrado por Los Angeles Magazine como el Mejor Restaurante Nuevo de esta ciudad.

El reconocimiento no fue en vano. Fue producto del exquisito sabor y elegante presentación que Zarate da a cada platillo que pone en la mesa de sus comensales.

"Mi objetivo es llegar a abrir 100 Mo-Chica por todas partes para presentar a los estadounidense de esta ciudad, y porque no de todo el país, la gastronomía peruana a un nivel alto, porque es una comida rica en sabor, historia, tradición y fusión de culturas", dice a La Opinión el chef de 37 años, sentado en una de las sillas de su sencillo, pero amigable local.

Zarate utiliza ingredientes y especias orgánicas para realzar los sabores de los alimentos que sirve en su restaurante, al que se refiere como "el primer paso de mi proyecto de vida".

La quinoa, la cebada y el maíz morado y amarillo son sólo algunos de los ingredientes naturales que dan identidad a su cocina.

"Mo-Chica estuvo en mi mente desde muy joven", explica. "Siempre soñé con abrir algún día mi propio restaurante con el nombre de la civilización preincaica Mochica, que fue muy avanzada para su tiempo y aportó mucho conocimiento al imperio Inca".

Zarate escogió para el menú de Mo-Chica los platos más representativos y tradicionales de la gastronomía peruana, como el Ají de gallina, creado en la época de la colonia por los esclavos negros africanos que los colones de España llevaron al entonces Virreinato del Perú como sirvientes.

No hay comentarios :