Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

20/8/11

LADRONES MICHELIN LA BANDA QUE LE ROBA A LOS CHEF MAS FAMOSOS

Berasategui se une a la lista de grandes cocineros desvalijados este verano 


Esta ves le toco a Berasategui , quien corrió la suerte de ser robado por esta banda que busca los mejores chef para aprovechar cuando cierran sus puertas y robarles todo.

La que podría ser bautizada como 'banda Michelin' continúa profanando los principales templos de la gastronomía vasca con terca impunidad. En la madrugada de ayer le tocó el turno al restaurante de Martín Berasategui, en Lasarte-Oria. Los ladrones siguieron el mismo protocolo que ya habían ejecutado con éxito en siete establecimientos guipuzcoanos más -entre ellos los de Juan Mari Arzak y Pedro Subijana- desde el pasado mes de julio: inutilizaron las alarmas, reventaron las cerraduras con fina profesionalidad y desvalijaron minuciosamente el amplio local, de 1.500 metros cuadrados. «Nos quitaron absolutamente todo; nos han dejado desnudos y hay desperfectos por todos lados», lamentaba ayer el chef.
En concreto, los delincuentes se llevaron todos los ordenadores (tanto los de recepción como los que utilizan los jefes de partida), juegos de cuchillos, objetos de decoración, cuberterías y bandejas de plata... Incluso aprovecharon para hacerse con caras botellas de vino, armañac y coñac de categoría. Lo único que no pudieron llevarse fue dinero en metálico, aseguró el cocinero.
El robo se perpetró de madrugada. Todo parece indicar que los ladrones tuvieron tiempo de despacharse a gusto desde que Martín y su equipo dejaron el local a las dos de la madrugada hasta que el personal de limpieza llegó sobre las siete de la mañana. En ese tiempo, según todos los indicios, los intrusos accedieron al parking, subieron por el jardín y entraron al comedor a través de la terraza, ubicada en la trasera del restaurante. Tras desactivar las alarmas reventaron las cerraduras y dejaron los bombines «bien colocados al lado de cada puerta, como si nos estuvieran tomando el pelo», explicó el cocinero. Con el camino desbrozado, recorrieron todo el establecimiento forzando todas las puertas y cajones que estaban cerrados y seleccionando minuciosamente los objetos de valor.
«Se nota que los atracadores forman parte de una banda especializada», sentenciaba Berasategui, porque se movieron «con mucha facilidad» por el restaurante, lo que demostraría que es «gente buena y preparada». De hecho, la Ertzaintza no descarta la obvia posibilidad de que se trate del mismo grupo que el mes pasado desvalijó el Arzak, el Akelarre y el Saltxipi, y en lo que va de agosto hizo lo propio en el Belartza, el restaurante del Golf Basozabal y las sidrerías Petritegi y Urkiola. Todos estos negocios tienen en común que se encuentran alejados del centro urbano y en todos los casos los asaltos se produjeron durante la noche.
Conversación premonitoria
Casualmente, el propio Berasategui había estado anteayer con sus colegas Juan Mari Arzak y Pedro Subijana (los tres están reconocidos con tres estrellas en la biblia gastronómica en la que se ha convertido la guía Michelin). «Me preguntaron si me habían entrado y estuvimos hablando del asunto» sin imaginarse que en pocas horas pasaría a formar parte del club de damnificados. En cualquier caso, no es la primera vez que su restaurante es pasto de los ladrones; «la última vez que me habían entrado fue cuando jugó la Real con el Athletic, hace menos de un año», recordó el laureado hostelero.
Pese a la «impotencia» y el «miedo», Berasategui apostó por «mirar hacia delante». Al fin y al cabo, peor hubiera sido «habernos encontrado de frente con los atracadores. Así que su restaurante abrió ayer sus puertas con normalidad. San Sebastián está viviendo su Semana Grande, una época en la que los hosteleros trabajan «a tope» y eran muchas las reservas tanto para esa jornada como para los próximos días.

No hay comentarios :