Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

21/8/11

NARDA LEPES MAMA ENTREVISTA RECETAS UTILISIMA

Con programa nuevo y super feliz por el nacimiento de su hija , la cocinera Narda Lepes dio una entrevista donde habla de todo un poco.




“Lo de Narda” es el nombre del nuevo ciclo de televisión de Narda Lepes (domingo, a las 20:00, Utilísima). Con sencillez, este programa cálido introduce la innovación de romper la barrera típica del cocinero detrás de la mesada dando instrucciones. En este caso la cámara entra en un espacio más próximo y cómplice donde abundan los primeros planos sobre la comida.

: ¿Qué se hace con lo que se cocina en el programa?

NARDA: Se almuerza. Comemos lo que hicimos el día anterior.

: ¿Y qué se hacen con las sobras?

NARDA: ¡No sobra nada! Si, por ejemplo, para el programa hicimos alcauciles y quedaron, al día siguiente cocinamos pizza de alcauciles o calzone para nuestro almuerzo. El otro día, por ejemplo, hicimos cochinita pibil (un plato de la cocina yucateca), que tarda cuatro horas. Marchamos dos, y una la comimos para el almuerzo. O ayer había un shawarma, que había que probarlo para ver cuánto tardaba, y almorzamos lo que probamos.

 ¿Cuál es tu fuente de ideas para cocinar?

NARDA: Cosas que veo, charlas, viajes, libros… Y si bien yo decido qué hacer, tengo un equipo espectacular que me aporta cosas que vieron. Entonces las probamos, vemos qué vuelta darle… A mí me encanta rodearme de gente que en algo sea mucho mejor que yo. Por ejemplo, la pastelera que trabaja conmigo, es mucho mejor que yo haciendo tortas. Tenés que tener alma de pastelera, yo no la tengo. Yo le sumo a lo salado. Leo (su asistente), por ejemplo, es mucho más técnico, corta todo chiquitito, proljito…

: ¿Cómo empezaste a cocinar?

NARDA: Cocino porque me gusta comer. Y a mí me dieron de comer rico desde que era chiquita, por suerte. Yo a mi beba, aunque por ahora sólo toma teta, le acerco desde lemongrass hasta zanahorias para que chupe. Total, entre que chupe el buzo o un muñeco, prefiero fomentarle los sabores.

: ¿Qué sabores asocias a tu infancia?

NARDA: Las arepas, el arroz, los hongos secos, las alcaparras, el jamón crudo, el tempura… Hay una mezcla entre las cosas que me hacía mi papá y las que me hacía mi mamá. Mi mamá cocinaba todo más sano, macrobiótico, milanesas con germen de trigo que eoeran la muerte, tempura de vegetales. En cambio papá me hacía probar lo más fuerte. Los fines de semana comía jamón, chancho y esas cosas, y los días de semana compensaba. Ahora, tanto mamá como papá, se nivelaron un poco.

 ¿Puede una dieta macrobiótica ser sabrosa?

NARDA: Sí, sólo que te tiene que gustar, tenés que acostumbrar el paladar. Yo lo que hago es sacar cosas de cada cocina que probé. A mí me interesa, sobretodo, que la gente cocine y que lo haga con lo que está fresco, barato y rico.

: Ahora que sos madre ¿Tenés alguna recomendación para la cocina de los niños?

NARDA: Que se animen a mezclar salado con dulce, que fomenten los sabores. Por ejemplo, al pollo que hacés siempre agregale un toquecito de jengibre, o al puré de papa sumale una hojita de albahca. Creo que hay que ampliarles el paladar de entrada, lo fácil, lo que lleva mucha azúcar o grasa, ya sabemos que suele tener aceptación, así que está bueno intentar no ir a lo fácil. Para todo eso, siempre hay tiempo…

 ¿Cocinás en tu casa?

NARDA: Sí, cocino yo y cocina Ramona, que es la señora que está en casa. Tenemos un sistema en el que ella cocina lo que quiere y yo le pido algunas cosas. Me deja zanahoria rallada, tortilla de papa, bocaditos de acelga, todas las verduras lavadas, los alcauciles y las remolachas hervidos apenas llegan… Es decir, todo listo para preparar lo que sea.

 ¿Hacés las compras?

NARDA: Hago la compra grande y después voy a lugares determinados a buscar cosas determinadas. Por ejemplo, cuando voy a la obstetra, compro pastas en una casa buenísima que hay cerca; si voy a la peluquería, enfrente tengo una verdulería que está buenísima y la casa de especias y tengo un amigo que está entregando muy buena carme al vacío. También tengo otro amigo que come muy bien y empezó a ir al mercado central a buscar mercadería. Te trae lo que ve y lo que quiere, a mi me divierte que compre otro y vos te las ingenies con lo que trajo. Estaba pensando en hacer una campaña en Twitter para proponer que si vas de visita a una casa le lleves un poco de verdura o de fruta que encuentres y esté buenísima. Después, al comerla, te acordás de quién te la llevó.

 ¿Cómo es un día en tu dieta?

NARDA: Desayuno café con leche, jugo, tostada de pan de Franck Dauffouis, el de Parque Centenario, porque si voy a comer calorías que sean bien ricas, y las unto con mermelada y queso. Y a veces le agrego un poco de lomito. Al llegar a la grabación, aunque no tomo mate, si hay, me sumo. Y como alguna medialuna en caso de que alguien traiga. Los domingos, si no vamos a hacer algún brunch, compramos mediaslunas de grasa a la vuelta de casa. Al mediodía intento que esa sea la comida más heavy. Almuerzo mientras grabamos y siempre hay una ensalada, algún risotto o pasta, lo que venga. A la tarde, a veces, pico. Y a la noche, sopa, ensalada y algo más. Si es verano, ensalada, fruta y una tarta.

No hay comentarios :