Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

5/8/09

PUERTO MADERO AL MEDIODIA

Una opcion para cuidar el bolsillo y almozar en los mejores sitios.
El consumo cayó 40% y hay rebajas y promociones




Hace más de diez años la Ciudad inauguraba un nuevo polo gastronómico: el de Puerto Madero, sobre la avenida Alicia Moreau de Justo. Poco a poco, con cada apertura, los restaurantes le fueron aportando a esta calle una impronta propia. Los ladrillos rojos ingleses de los docks, que llegaron al puerto a fines del 1800, se convirtieron en el sello distintivo de la fachada de los locales. Una imagen que porteños y turistas de todo el mundo relacionan invariablemente con el barrio más nuevo de la Ciudad.

Pese a todo su atractivo, la zona no quedó al margen de la crisis que a esta altura ya se hace sentir en todo el mundo: la baja en el turismo y la pandemia de Gripe A.

Los restaurantes acusaron entre un 30% y un 40% menos de comensales. Y para combatir el bajón en las ventas muchos apuestan fuerte a los menús ejecutivos durante el mediodía. Y también promociones con tarjetas de crédito durante la noche, que es el momento del día en que más se siente la crisis. Algunos también adelantaron las vacaciones al personal o le otorgaron francos.

La mayoría de los restaurantes en esta franja de Puerto Madero son propiedad de importantes empresarios gastronómicos. Algunos, como Sorrento, tienen otras sucursales, una de ellas tiene una tradición de casi cien años, sobre Corrientes al 600. Lo que hace suponer que tienen la suficiente infraestructura como para aguantar la tormenta.

"Se pueden hacer previsiones respecto al estado de la economía, pero ¿quién podía prever la pandemia? Que además llegó en un momento complejo, porque históricamente junio es el mes más flojo para el mercado", le explicó a Clarín Martín Sandoval, de Sorrento.

El restaurante fue uno de los primeros en instalarse en Puerto Madero, llegó hace 14 años y mantiene empleados con casi diez años de antigüedad. "La fidelización del cliente es una de las claves para mantenernos con la máxima ocupación posible. Y por supuesto la promoción de los mediodías, porque estos comensales son la columna vertebral del negocio", detalló.

En Spettus -Alicia Moreau de Justo al 800- también tienen promociones para el almuerzo. Un 50%, en el mismo menú que se sirve durante la noche. Sin bebidas, cada comensal paga $ 50. La promo incluye espeto corrido de carnes y buffet libre. "Además trabajamos mucho con las promociones que organizan las tarjetas de créditos y los bancos. Las últimas semanas fueron críticas. Ahora esperamos que levante la concurrencia poco a poco", le dijo a este diario el encargado del restaurante.

Por su parte, en Il Gatto -Alicia Moreau de Justo al 1100- salieron a vender muy fuerte una promoción del 50% de descuento en pastas, uno de sus fuertes, solo lunes y martes, durante el mediodía y la noche: "Con los días de sol la promo funcionó, porque la gente se anima a sentarse en la vereda. Aún así la caída del turismo es tremenda, porque en Puerto Madero por lejos son mayoría los brasileños que vienen. Nosotros los sábados tenemos el local lleno de brasileños, al menos un 70% del total del salón. Ahora los contás con los dedos de las manos", explicó uno de sus responsables.

Recientemente, en un trabajo de campo sobre la relación con la gastronomía de The Nielsen Company, más del 65% de los entrevistados afirmaron haber reemplazado los restaurantes o delivery por comidas hechas en casa.

Y en Chila -un restaurante gourmet de inspiración francesa, en Alicia Moreau de Justo al 1100- confirman esta tendencia, ya que también registraron la baja en la demanda: "Estamos un 40% por debajo de nuestras expectativas para este momento del año", contó Horacio Impellizzeri, gerente de relaciones públicas del establecimiento. "Aquí, por la exclusividad de nuestra propuesta, las promociones del mediodía se aplican solo a los comensales corporativos".

A pocos metros de allí, en la misma emblemática avenida, los responsables de Marcelo, especializado en cocina italiana, también cuantifican las bajas en alrededor de un 40%: "Todo explotó con la Gripe A. Porque además de que hay pocos turistas extranjeros, tampoco podemos hacer frente a la coyuntura con el consumo local", explicó el encargado del local.

"Comen 4, pagan 3", "Comen 8, pagan 6", menús al 50%, descuento con tarjetas de crédito, tarifas corporativas diferenciadas. No importa cuál es la estrategia comercial que se adopta, lo importante es sostener el consumo local de los mediodías, ahora que la crisis retrajo el turismo en todos los mercados del mundo. También en Puerto Madero.

No hay comentarios :