Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

9/3/11

GOOGLE PRESENTA SU BUSCADOR DE RECETAS

Google Recipes from Cukmi on Vimeo.

La semana pasada Google presentó un buscador especializado en recetas de cocina: “View recipes” (visualizador de recetas). La razón es la que informó la compañía, más del 1% de todas las búsquedas en Internet están dedicadas a recetas. “View Recipes” intenta facilitarle al usuario acceder a la receta específica que está buscando. Sí alguna vez lo intentaste, habrás descubierto que hay millones, pero encontrar una que realmente sirva y que tenga toda la información correcta, puede ser difícil.

El video de arriba muestra a “Recipe View” de Google en acción. En el área de búsqueda se puede escribir el nombre de cualquier ingrediente o de una receta en particular. Google busca en cada caso entre todas las recetas publicadas en Internet que utilicen metadatos que lo asistan para hallar y clasificar. Esta es la clave. De esa manera es posible filtrar los resultados de las búsquedas por distintos parámetros, como por ejemplo los ingredientes (en el ejemplo del video Spaghettis+Ajo+Panceta). El resultado es perfecto, aparecen distintas recetas de spaghettis a la Carbonara.

También es posible aplicar filtros de tiempo. Por ejemplo, recetas con spaghetti, ajo y panceta que demanden para su realización menos de 15 minutos, o menos de 30 minutos, o menos de 60 minutos.

Nuevamente, estos filtros sólo se pueden aplicar sobre aquellas recetas que posean metadatos. Los metadatos son datos invisibles para el lector que subyacen en un documento (en este caso la receta) que describen atributos específicos. Así Google -pero también otros buscadores- pueden discernir el contenido de las recetas y ofrecer filtros por ingredientes, tiempo, y cantidad de calorías.
No todas las recetas tienen metadatos

No todas las recetas publicadas en Internet utilizan metadatos. Más bien son una acotada minoría de sitios, liderado por allrecipes.com. Tal vez por eso el lanzamiento de Google es tan importante para el mundo de la comida: Estimula el uso de metadatos en las recetas publicadas en Internet. Como dice Wired, es como el huevo o la gallina. Los productores de recetas pensaban: Para qué tomarse la molestia de incluir metadatos si nadie los utilizará. Y, por otro lado; si no hay datos estructurados ¿Por qué una empresa dedicaría tiempo y dinero para desarrollar un buscador que pueda aprovecharlos?

Bueno, eso es lo que cambió, ahora hay alguien interesado en leer los metadatos de las recetas.

Estos son los metadatos que reconoce Google:

No es gran cosa, son datos sencillos y fundamentales que establecen un estándar que permitirá encontrar recetas con más facilidad, algo que nunca sucedió a gran escala en este tema. Así, en adelante, quién quiera compartir su receta debería tener muy en cuenta ciertas normas para que otros puedan entenderlas, especialmente los buscadores. Escribir metadatos será una necesidad para el cocinero amateur que sube la receta de su abuela a su foodblog, pero también para Narda Lepes o Donato de Santis. Con el tiempo, quien no respete los metadatos quedará postergado en las búsquedas, perderá visitas y a la larga, reputación.
Tiene sentido

Comprender una receta implicaba una interpretación difusa de muchas de las instrucciones y modos. Esto es posible entre los humanos, pero por ahora es especialmente complejo para los buscadores. Llegar a entender el lenguaje de una receta de cocina es un prodigio semántico. Entonces es más fácil lograr construir documentos inteligentes (recetas de cocina con metadatos), que lograr que un buscador entienda qué queríamos decir con “poner en el horno media hora”.
Veremos cosas increíbles

El modesto lanzamiento de Google podría estimular la estructuración de datos dentro de los recetarios. Esto hará que Google y otros buscadores puedan indexarlos y filtrarlos, y los productores de recetas podrán así recibir más visitas. Finalmente los usuarios serán los que más se beneficien al poder encontrar exactamente lo que buscan.

Pero si imaginamos a largo plazo todas las recetas del mundo debajo de la misma estructura de datos, podemos suponer que sucederán muchas otras cosas. Porque surgirá, por primera vez en la historia, una nueva forma de ver las recetas de cocina por dentro. De allí aparecerán nuevas combinaciones de ingredientes, incluso algunas que no habrán sido pensadas por cocineros. Como sucedió en otros casos con información transformada en datos, ésta se ilumina y muestra información encubierta.

En el año 2007, el ingeniero en software Matthew Gray, apenas un mes después de empezar a trabajar en Google, tuvo la idea de geolocalizar las repeticiones de las menciones de los lugares que aparecían en los libros scaneados por el proyecto Google Books según los años. Por primera vez en la historia, los textos de los libros se transformaban en datos y podía accederse a ellos de una manera novedosa. El de abajo es el mapa de Gray, una cartografía que muestra cómo iban apareciendo los lugares del mundos en los libros a lo largo del tiempo. Los espacios vacíos no existían en los libros, y de alguna manera simplemente no existían. ¿Qué asombrosos gráficos puede esperarse de las recetas al transformarla en datos?

View Recipes ayudará a encontrar recetas en el cada vez más vasto mundo de información en Internet. Pero en este caso su contribución no será solamente eso, obligará a ponerle orden al caos.

No hay comentarios :