Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

8/8/11

XXXIV EDICION LA GRAN PAELLA OLLERENSE

Cita gastronómica en Olleros


Casi 4 horas de fuego fueron necesarias para preparar esta paella para 1.500 personas en el marco del Festival Ollerense.
Buscador de Recetas

El buen tiempo volvió a acompañar la celebración de la Gran paella Ollerense, que en su XXXIV edición repartió alrededor de 1.500 raciones, alguna menos que el año pasado, cuando llegaron a las 2.000. Con una jornada tan agradable, fueron muchos, y sobre todo en familia, los que decidieron transportar sus mantas o mesas y disfrutar de un día campestre. Así, los asistentes buscaron sitio en la misma explanada que hay junto a la ermita rupestre de los santos Justo y San Pastor, entorno donde se elabora y se reparte la paella. Aunque también hubo quien se acercó hasta Olleros a buscar este popular plato para luego degustarlo en su propia casa.
A la cita acudieron visitantes de las más diversas procedencias, incluso de otros países, y diferentes autoridades provinciales y comarcales, que fueron recibidas por el presidente de la Junta Vecinal de Olleros, Gonzalo Martín. Entre ellos, Silvia Aneas, secretaria territorial de la Junta, y la vicepresidenta primera de la Diputación de Palencia y concejala de Alar del Rey, Ana María Asenjo, además de varios ediles de la corporación de Aguilar de Campoo y su alcaldesa, María José Ortega, siempre fiel a esta cita.
Casi cuatro horas al fogón
Los doce paelleros que se agruparon en torno a las brasas contaron con 400 kilos de arroz, que se acompañó de 200 kilogramos de marisco y la misma cantidad de pollo para preparar las ocho paellas que ofrecieron ayer.
Los cocineros se pusieron manos a la obra a las 11:15 horas para preparar la primera paella, y no se separaron de los fogones hasta las 15 horas. Ayer el reparto se inició media hora antes que de costumbre. A las 13 horas ya se empezaron a servir las primeras raciones a los más madrugadores.
Las paelleras que utilizan los cocineros tienen capacidad para unas 250 raciones, pero en Olleros se reducen a 200, ya que las raciones son muy generosas. El precio se ha mantenido en cuatro euros, igual que el año pasado. Cada comensal recibe una cazuelilla de barro en la que se sirve el apetitoso plato, pan, tenedor y una servilleta.
La comida estuvo entretenida por Miguel Cadavieco y sus trovas de humor, y la tarde por la magia de Julianini. Por la noche, una discoteca móvil animó el baile hasta altas horas de la madrugada.
Los galardones de esta edición, que siempre se conceden a personas o entidades que colaboran y apoyan esta fiesta, recayeron en dos cocineros; Jorge Diez Martín y José Francisco Jorge Moreno. Ellos, al igual que sus compañeros tienen que soportar este día altas temperaturas junto al fogón y perder unos cuantos kilos en una sola jornada.
Lunes de tartas y tortillas
La cita continúa hoy lunes con un concurso de las tartas y tortillas y la merienda popular con el pollo a la ollerense, 200 kilogramos preparados y donados por la comisión de fiestas de la paella ollerense. La fiesta seguirá por la noche con orquesta y chocolatada.
La Asociación de la Gran Paella Ollerense, organizadora del encuentro junto a la Junta Vecinal de la localidad, ha contado este año con 8.000 euros. Colaboran también el Ayuntamiento aguilarense, la Diputación de Palencia y la Junta.

No hay comentarios :