Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

6/7/15

EL ADIOS A UN GRANDE DE LA GASTRONOMIA

Juli Soler, uno de los impulsores del prestigioso restaurante catalán el Bulli, falleció ayer de noche a los 66 años luego de casi tres años de convivir con una enfermedad neurodegenerativa que le obligó a abandonar el mundo de la gastronomía.

Soler, director de el Bulli desde 1981 hasta su cierre en 2011, fue el encargado de reclutar a Ferran Adrià hacia 1984, dándole así un rol que lo convertiría en uno de los mejores chefs del mundo según numerosos críticos.

En sus últimos años de actividad, el impulsor de el Bulli buscó a mantener vivo el espíritu innovador del emprendimiento mediante una institución focalizada en la investigación culinaria, el Bulli Foundation, aunque nunca vio concretado el proyecto.

"La noticia más triste que nunca hubiera querido dar. #JuliSoler ha fallecido. Siempre estarás con nosotros", tuiteó Adrià, quien junto a Soler convirtió a su restaurante en el mejor del mundo en 2002 y entre 2006 y 2009, según la lista The S. Pellegrino World's 50 Best Restaurants, de la revista Restaurant Magazine.

Fuente

No hay comentarios :