Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

28/9/08

PEQUEÑA VISION SOBRE NUESTRA GASTRONOMIA

Gastronomía argentina

La gastronomía argentina es el resultado de una síntesis de los platos que trajeron consigo los inmigrantes europeos y los alimentos de las culturas indígenas.

Un buen asado criollo; una ensalada gourmet; un plato de pastas, con un excelente vino Malbec, es algo que nadie puede rechazar. La argentina tiene sabores diversos; aromas que invitan a recorrerla. Los climas del país matizan cada bocado, cada comida; tradición y modernidad se unen en cada uno de sus mejores restaurantes.

Un caminito gastronómico

En la ciudad de Buenos Aires, hay comidas de diferentes regiones. Por zonas, la Costanera Norte y Puerto Madero son reconocidas por sus parrilladas; la Avenida de Mayo es el eje de la comida española; las pizzas más tradicionales están en la calle Corrientes; y las zonas de plaza Cortázar, Palermo, Recoleta y Las Cañitas ofrecen platos más elaborados, refinados y exóticos.

Todas las colectividades latinoamericanas y europeas que residen en Buenos Aires están representadas con sus restaurantes: bolivianos, peruanos, armenios, españoles, italianos, o uruguayos. Pero además hay locales especializados en comida hindú, tailandesa, vegetariana, japonesa, china, mexicana, entre otras.

En gran parte de las provincias de Santa Fe y Córdoba y el norte del distrito de Buenos Aires, donde se radicaron muchos italianos, son comunes las preparaciones de salames, bondiolas, salamines y longanizas, así como la bagna cauda. Este último es un plato del Piamonte italiano y consiste en la colocación en un recipiente de terracota una salsa a base de aceite, nueces y ajos triturados y anchoas saladas, que se calienta sin llegar a hervir, y con la cual se untan distintos tipos de vegetales crudos y cocidos.

La gastronomía del norte y parte del oeste de Argentina recibe la influencia de los aborígenes americanos. En las provincias de Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero, Mendoza, San Juan o San Luís sus habitantes comen alimentos de origen andino como el maíz (choclo), la papa, los ajíes y los pimentones, y otros de origen europeo. Las empanadas de esta región son famosas en todo el país.

Destacan las de Salta, Tucumán o Santiago del Estero, especialmente las de carne. También se preparan otros platos típicos, como la humita o el tamal, a base de maíz y un sabroso guiso preparado principalmente con granos de maíz o porotos (alubias): el locro. En las zonas más húmedas se cultivan porotos (alubias), tomates, zapallos, ajíes o palta y las especies introducidas que abundan son las vides, los olivos y distintos tipos de frutas como duraznos, peras, damascos, ciruelas y manzanas.

En la zona comprendida por Corrientes, Chaco, Misiones y Formosa, así como parte de Entre Ríos, Santa Fe y Santiago del Estero, la comida más habitual tiene entre sus componentes la mandioca, el arroz, los pescados de río y el mate, que en esta zona también se bebe frío. En cuanto a los pescados, son muy sabrosos el pacú, el dorado, surubí, boga, patí y el pejerrey. Suelen comerse asados, aunque a veces son condimentados con jugo de limón y otros adimentos.

En la zona austral de la Patagonia, es evidente la influencia de la Europa del Norte y Central. La inmigración galesa introdujo en Chubut la torta negra y el llamado queso Chubut, mientras que la centroeuropea ha difundido la preparación de ciertos postres y dulces, chocolates, así como las carnes ahumadas de jabalí, ciervos y salmones. Los pueblos prehispánicos aportaron los panes y tortas de harina de semilla de pehuén, el condimento llamado merken y los dulces de frutos.

Las costas oceánicas y los lagos de esta región proveen pescados para "patés" y cazuelas. Son reconocidos los guisos de calamar, pulpo, abadejo, salmones, truchas, centolla, congrio, ostras y langostinos. En la región de los Andes se producen cervezas artesanales, ya sean de tipo irlandés como de tipo centroeuropeo. En los valles de Río Negro y Neuquén (e incluso en el noroeste de Chubut) se producen vinos blancos finos del tipo Riesling, siendo éstos los viñedos más australes del planeta.

No hay comentarios :