Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

26/4/11

V CONGRESO DE COCINAS ANDINAS


Después de sus cuatro encuentros pasados, llega el V Congreso de Cocinas Andinas, cuya finalidad es abordar la gastronomía y su vinculación con la economía, el turismo, el empleo, la alimentación, la biodiversidad y los medios de comunicación.



Este completo evento busca congregar cuatrocientas personas, entre empresarios y autoridades del sector, que ya están preparados para asistir el 11, 12 y 13 de mayo a las instalaciones de Compensar para hacerse a un lugar en el simposio. La magnitud del evento ha logrado traer a Colombia representantes de todos los países andinos y entre ellos, ya confirmaron participación visitantes provenientes de escuelas de Chile y Argentina.

En materia de personalidades, la cuota será bastante interesante, pues se contará con la presencia de profesionales del área como la presidenta del Conservatorio de Cultura de México, Gloria López Morales, que tiene el mérito de conseguir el nombramiento de la Unesco a la gastronomía de su país como patrimonio inmaterial de la humanidad; Augusto Merino, de Chile, e Isabel Álvarez Novoa, reconocida investigadora de la cocina peruana y fundadora del congreso.

Desde sus respectivas ramas, el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Educación, el de Cultura, el de Relaciones Exteriores y el de Comercio y Turismo, apoyan este evento que promete sentar las bases para posicionar la cocina colombiana a nivel internacional, teniendo en cuenta que si bien un elemento como la innovación es vital para la supervivencia de industrias y mercados como el de los restaurantes, hoteles y el turismo en general, también pueden ser el yugo que desplace las tradiciones y los ingredientes propios de la historia del país. De esta manera, se tocarán temas como la identidad cultural, políticas públicas y patrimonio culinario, medios de comunicación, turismo, programas culinarios de televisión nacional e internacional y su incidencia; así como cultivos promisorios, seguridad alimentaria, áreas geográficas, parques naturales y semillas en riesgo de extinción, la nueva cultura gastronómica del café en Colombia; etnias y alimentación; empleo y cocinas y el papel que desempeña la academia en estos factores.

"Colombia no es un país, Colombia es un continente", dice Julián Estrada, antropólogo y director académico del congreso. "Son miles de kilómetros cuadrados, con todos los pisos térmicos, con dos océanos, una red hidrográfica enorme, llanos orientales, mesetas, el único microclima de nevado junto con Costa Rica, las montañas andinas (que es lo que nos convoca), y con cuarenta y cuatro millones de colombianos que además, son el resultado de una mezcla interesante de raizales y extranjeros. Esto nos hace quintuplicar en términos de recetarios a países como Perú o Argentina, por mencionar algunos". A esto agrega que "estamos en una llamada a ponernos atentos porque estas tendencias del mundo contemporáneo amenazan con homogeneizarlo todo y hacernos perder nuestras cocinas regionales y, en consecuencia, nuestra identidad cultural". Estrada liderará uno de los quince simposios, para los que se ha traído a seis conferencistas principales, quince moderadores y setenta y cinco panelistas de varios países de la región.

Esta iniciativa es adelantada por la empresa privada en cabeza del Colegio de Estudios Socioculturales de la Alimentación y la Cocina Colombiana (Cesacc) y la Academia de Cocina Verde Oliva, entidades que gestionaron la aprobación del país como sede este año y que han trabajado también con el apoyo de Acodrés e importantes empresas del sector público, como los ministerios y el Fondo de Promoción Turística de Colombia (FPT).

Con la realización de este evento se pretende generar las discusiones pertinentes para descubrir o revivir productos propios de la cocina nacional, además de revisar oportunidades de empleo en el sector y generar opciones futuras. La idea es preservar y rescatar el interés por las costumbres como medio de promoción de los talentos y riquezas naturales, lo que será un punto a favor del turismo y la economía local. Teniendo un potencial tan valioso, es lógico que el país tome las medidas pertinentes para fortalecer esta industria.

Para profesionales, el precio de la inscripción será de $350.000 y para estudiantes, de $150.000. Este valor incluye el material didáctico y el rubro de alimentación durante todo el congreso. Si está interesado en conocer más detalles de inscripción al congreso, puede ingresar a la página web del evento, www.comidasandinas.com.

Moreno y Jaramillo, los homenajeados
Por su amplia trayectoria y sus aportes a la promoción de la cultura nacional a través de la cocina, además de una importante incidencia en la generación de empleo, el chef cartagenero Lácides Moreno y el empresario Andrés Jaramillo, del restaurante Andrés Carne de Res, serán los invitados especiales del V Congreso de Comidas Andinas. También se rendirá honores a la memoria del intelectual culinario e investigador español Santi Santamaría, fallecido en febrero. <--- --->

No hay comentarios :