Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

9/5/15

ORGANIZAR TU COCINA CONSEJOS




Deshazte de las cosas que no usas
¿Cuándo fue la última vez que utilizaste el sacabolas la cuchara para hacer albóndigas, o el molde para hacer galletas? ¿Sabes para qué sirven esos trastos viejos? ¿Realmente necesitas dos de ellos? ¿Puedes hacer tu tarea con una herramienta más sencilla? Si te deshaces de todo esto, no te estorbarán cuando necesites más espacio ni tendrás que buscar un espacio para guardarlos.


Reemplaza las cosas que ya no funcionan y soltá
Si el mango de la olla está suelto o un sartén siempre quema la comida, arreglalo o reemplazalo. Si no puedes comprar un reemplazo en este momento, ahorra dinero o pídelo de regalo en el próximo cumpleaños o la navidad. Soltá, deshacete completamente de cosas que no usas frecuentemente. No importa si es grande o caro, si no lo usas, no necesitas conservarlo. Si cocinaste pasta sólo dos veces en los últimos diez años, ya no conserves la máquina para hacer pasta.

Vamos a ver algunos recursos esenciales para mantener nuestra cocina en perfecto orden y que sea funcional.

Organiza según el uso:
La primera regla en la cocina debe ser: los utensilios que trabajan juntos deben vivir juntos. Cumple esta regla y crea centros de actividad en la cocina que agrupen los utensilios necesarios para las tareas diarias.

 Organiza el espacio de la cocina, conforme las actividades que realices y almacena los utensilios cerca de dónde vas a usarlos.
Aquí te mostramos cómo organizar algunos espacios de acuerdo al orden en el que la comida llega a la cocina y el camino que recorre, para que lo visualices y ubiques juntos los utensilios que se usan juntos en cada etapa.

Las principales zonas son las áreas de guardar, preparar, cocinar y lavar se ubican físicamente en ese orden. Más el área de servicio.

l Área de almacenamiento de alimentos: Heladera , freezer y despensa.
l Área para preparar alimentos. Aquí debes colocar la tabla de cortar, las cuchillas, cucharas para medir, balanzas, y los tazones para mezclar, etc.
l Área para cocinar. La cocina junto a los utensilios que se usa en ellos. Debes incluir en esta área, un  acceso simple a las ollas y sartenes, agarradores para recipientes calientes, cucharas y espátulas. (Puedes colocarlos en un envase grande sobre la mesada)
l Área de limpieza. Cerca de la pileta y del lavaplatos, poné el jabón, guantes, paños de cocina, la canasta para platos, etc. Tratá que los otros artículos de limpieza, para la ropa, pisos de parquet, baños, etc. estén accesibles en el lugar donde se usan, no todos en la cocina.
l Área para amasar. Si te gusta hornear, coloca la harina, el azúcar, la levadura en polvo, las cucharas medidoras, la balanza, el palo de amasar, etc., todos en un mismo lugar.
l Área de servicio. Aquí están la mesa, los platos, las servilletas, lo manteles y cualquier elemento más que necesites para sentarte y comer. También deben estar cerca las salsas, salero, pimentero y azucarera.

l Depósito de basura. Mantén el tarro de basura a mano, cerca de la sección de limpieza y de preparación de comidas.

No dejes muchas cosas en el mesada

Poné atención en reducir la cantidad de cosas que permanecen en el mesada. Hay que limpiarla y ordenarla frecuentemente ya que es aquí donde realizarás la mayoría de las tareas en la cocina. Es cómodo tener contenedores con las cosas de usos frecuente pero no abuses con ocupar este espacio.

Las paredes son un recurso perfecto si tenemos poco espacio en la cocina ,para poner barras con utensilios, papel de cocina,  poner estantes que no ocupan nada de espacio son muy decorativas y nos dan una superficie de almacenamiento extra.

Donde colocar los electrodomésticos. El consejo básico es clasificar los básicos que necesitas a diario, como el microonda, la tostadora, la jarra eléctrica donde calentamos el agua, ubicarlos cerca, como un estante creado al efecto. El resto de los electrodomésticos  quedarán para el almacenaje en algún espacio más alejado o de más difícil acceso.

Crea otro lugar para los papeles. Correspondencia, tareas, periódicos, o cuentas a pagar, etc. Lo más probable es que todos los papeles los llevarás a la cocina, así que deberás designar un lugar específico en donde ponerlos y asegurarte de revisarlos con frecuencia. Busca un lugar donde puedas clasificarlos, y coloca un archivador para distribuir los papeles.

Organiza tu cocina según las cosas que haces, para no caer en el error de querer cambiar tus hábitos por la cocina ideal que imaginas.

fuente:http://www.noticiasnet.com.ar/?se=90&id=198834

No hay comentarios :