Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

24/9/15

50 BEST LATAM - EN EL PUESTO NUMERO 7 "TEGUI" DE GERMAN MARTITEGUI

https://thecookandthewine.files.wordpress.com/2015/05/tegui.jpgEl chef Germán Martitegui obtuvo el puesto número 7 en la tercera edición de los 50 Best Latam, y se posicionó como Mejor Restaurante Argentino en la ceremonia que premia a los mejores restaurantes de Latinoamérica


Hay un boom innegable de la cocina de Latinoamérica. En gran medida por la diversidad de paisajes culturales y de productos que conforman su despensa gigante. Y también por la inquietud de cocineros jóvenes que se animan a investigar materias primas, incorporar nuevas técnicas e innovar en sus platos. Razones de más para ubicar a la gastronomía de la región en un camino ascendente que provoca la atención de los ojos del mundo y que pareciera tener un techo muy alto.

La tercera edición de los 50Best Latam, presentado por la revista inglesa Restaurant y auspiciado por San Pellegrino y Acqua Panna, reunió, como en años anteriores, a un jurado de 252 miembros (entre chefs, empresarios, gastronómicos y periodistas especializados), en el Antiguo Colegio San Ildefonso. La construcción, emplazada en el Centro Histórico de México DF, fue el escenario elegido para anunciar la tan esperada lista, ante un público ávido de ratificar sus hipótesis, sorprenderse antes los ausentes o los flamantes premiados y aplaudir a sus favoritos. La arbitrariedad de los premios.

El mapa Argentino

El salto más alto en términos cualitativos lo dio Tegui, que escaló del puesto 9 al 7 y además se posicionó nuevamente como Mejor Restaurante Argentino. Fiel a su estilo, a pesar de mostrarse contento con el reconocimiento, Germán Martitegui confesó: "Igual los premios, representan una etapa de aprendizaje y también una exigencia". Y bromeó: "Ya estoy llamando a mi analista". Pero lejos de una atmósfera competitiva, entre los argentinos se palpitaba un espíritu solidario y distentido: "Nos gusta compartir los logros entre colegas -y amigos- y conocer juntos otras culturas culinarias. Que hoy estén presentes restaurantes argentinos tan diversos habla del potencial de la gastronomía argentina. En la que la carne sigue siendo nuestro emblema indiscutido", dijo Emilio Garip, referente gastronómico al frente de Oviedo. Y Pablo Rivero (Don Julio), asintió, con complicidad.
Durante la ceremonia, donde el tequila y los tacos colaboraban con el clima de fiesta, una sonriente Soledad Nardelli festejaba que Chila había mantenido su lugar (puesto número 21). Gastón Riveira, de La Cabrera, no ocultaba su sorpresa cuando confirmó que ganaba tres lugares, alcanzando el puesto número 19, al igual que Fernando Rivarola, del Baqueano, que pasó del 18 al 15. Elena, del chef Juan Gaffuri, avanzó desde el escalón número 48 hasta el 37. Otras novedades: entraron en escena Restó (del talentoso Guido Tassi), Don Julio (de Pablo Rivero) e I latina (Santiago Macías).
Antes de darse a conocer la lista, ya se habían divulgado los galardones entregados al cocinero mexicano Enrique Olvera (Diners Club Lifetime Achievement Award 2015) y a la inquieta brasileña Roberta Sudbrack (Premio Veuve Cliquot a la Mejor chef mujer 2015).
Y también eran vox populi algunos de los reclamos que este evento suscita desde sus comienzos: se sabe que los primeros lugares de la lista garantizan visibilidad a los chefs propietarios de los restaurantes rankeados, que capitalizan el éxito y festejan la multiplicación de las reservas en sus respectivos locales. Dato no menor si se tiene en cuenta la complejidad del negocio gastronómico en Latinoamérica y en el mundo.
Pero lo cierto es que, igual que en los Oscars, es la propia industria la que define los resultados. Y que más allá de cualquier suspicacia, esta iniciativa pone en la mira la extraordinaria cocina, o mejor dicho las cocinas, que humean de este lado del mapa.

No hay comentarios :