Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

24/1/11

ARGENTINA PERSEGUIRA EL BOCUSE D´OR

Chefs de cocina de Argentina, España, Guatemala y Uruguay competirán este año, junto con 20 cocineros de otros tantos países, por alzarse en el podio del Bocuse d'Or, el más prestigioso concurso mundial de gastronomía que comienza mañana en Lyon.

Los candidatos tendrán cinco horas y 35 minutos para preparar un plato de carne y otro de pescado, a partir de los ingredientes impuestos este año en las bases del concurso: cordero, rape, cangrejo y cigalas, todos ellos procedentes de Escocia.

Los cuatro países de habla hispana -Guatemala compite por primera vez- esperan esta vez conquistar al jurado para hacerse un hueco en el palmarés, tradicionalmente copado por Francia y por los países escandinavos, especialmente Noruega, que ha ganado la contienda en cuatro ocasiones, la última el año pasado.

"Los países nórdicos están apostando mucho por este concurso", declaró a Efe el candidato español, Juan Andrés Rodríguez Morillas, para explicar el alto rendimiento histórico de sus representantes en el certamen, sin dejar por ello de defender la "mayor calidad" de la gastronomía francesa y española.

El jurado valora "muy positivamente" las aportaciones regionales que los concursantes aportan a sus platos, por lo que Morillas cocinará un cordero relleno de trufas y lo acompañará de migas alpujarreñas sazonadas de tomillo y azafrán.

Para poder competir en el Bocuse casi 40 chefs españoles cerraron filas el pasado 11 de enero en una velada culinaria en Madrid destinada a recaudar 90.000 euros para financiar la participación del andaluz en Lyon.

Tales cifras no se deben solo a los dos días de concurso, sino a los platos que deben ser ensayados. "Hay que entrenar mucho", explicó a EFE Morillas.

El primer país latinoamericano en competir mañana será Argentina, seguido de Guatemala, mientras que Uruguay deberá esperar al día siguiente, en que también participa España, para mostrar sus habilidades.

El Bocuse se celebra en un ambiente más bien propio de un acontecimiento deportivo, y algunos seguidores llevan incluso camisetas y la cara pintada como en los partidos de fútbol.

Este certamen se inscribe en el Salón Internacional de la Restauración (SIRAH), que reúne durante una semana a 10.000 cocineros de 130 países, según datos facilitados por la organización.

Esta noche finaliza la competición de pastelería, que enfrentó durante diez horas a 19 equipos en la elaboración de varios postres, además de tres esculturas de hielo, chocolate y azúcar.

El invitado de honor este año es Estados Unidos, un país al que el chef francés de quien el premio toma el nombre, Paul Bocuse, ha deseado en el pasado que sea el ganador, para extender la influencia del concurso.

No hay comentarios :