Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

21/6/11

ADRIA FISICA APLICADA A LA GASTRONOMIA

El chef de alta cocina Ferrán Adriá, ayer en el Paraninfo de la Politécnica donde se celebró el acto de la Real Academia de Farmacia.
El cocinero Ferran Adria fue nombrado Académico Ilustrado...

Ferrán Adriá, el mejor cocinero del mundo según expertos internacionales, aseguró ayer en Cartagena que «aunque no se puede introducir la alimentación en el sistema educativo como una asignatura más, sí tiene que haber una educación transversal, de manera que se puede enseñar física explicándole al niño cómo se hace un huevo frito. Del mismo modo si hablamos de México, se puede explicar la historia del país y también hablar de su gastronomía».

Adriá hizo estas declaraciones en una rueda de prensa que ofreció en el salón de actos del Hospital de Marina antes de recibir el nombramiento de Académico Ilustrado de la Academia de Farmacia Santa María de España en un acto que se celebró en el Paraninfo de la Politécnica.

La visita del experto en alta cocina a la Universidad de Cartagena no fue algo al azar. Además de recoger el galardón, Adriá pudo contemplar una exposición sobre su casa ideal, hecha por los alumnos de Arquitectura, quienes se pusieron en contacto con él para que les explicara cómo era la vivienda de sus sueños. Los estudiantes proyectaron la vivienda en un solar ubicado en Cala Cortina. «Me ha parecido fantástico. La casa ya la tengo junto al restaurante, El Bulli, pero la estoy renovando y sus ideas me han parecido muy interesantes», dijo.

Adriá destacó la relación que tiene la alimentación y la salud. «Según el doctor Fuster, podemos comer de todo, pero poco y variado», dijo al referirse a la bollería industrial que Sanidad ha retirado de las cantinas de los colegios. «Habría que estudiar si se debe o no legislar esta cuestión, pero creo que la responsabilidad de la alimentación de los niños no debe recaer sólo en los colegios. Los padres son fundamentales. Si no cocinas en casa, ¿cómo quieres que lo haga él?», dijo.

En opinión del cocinero barcelonés, la cocina y la farmacia son disciplinas bastante más parecidas de lo que podemos pensar. «En ambas se utilizan fórmulas. Ocurre igual que con la pastelería. Cuando haces un bizcocho si no sabes la fórmula, no sale. Investigación e innovación son los hilos conductores», destacó.

Respecto a los hábitos alimenticios de los españoles, Adriá señaló: «Ahora comemos, cosa que no se podía decir en los años 50, pero con los medios que tenemos podíamos comer mejor. Comer bien no es caro. En El Bulli –el famoso restaurante que el cocinero tiene en Gerona– somos 75 personas y hacemos 31 menús diferentes con un coste de tres o cuatro euros por menú. El tema está en que ya no se cocina en casa. Hay que aprender en que en 40 o 50 minutos se pueden hacer un primero, un segundo y un postre. Arguiñano hace un papel importante en este sentido.».

El cocinero más internacional aseguró además que es el mejor embajador que tiene Cartagena, ciudad en la que hizo la mili y a la que dedica unas diez páginas en su biografía. Respecto a la crisis del pepino, señaló que España no ha sabido aprovechar la oportunidad. «Teníamos que haber hecho una campaña internacional con cinco cocineros para vender las verduras españolas. Los cocineros somos los mejores embajadores de España y este recurso no se aprovecha turísticamente».

Sobre este punto, señaló que hace unos días en la embajada española en Moscú, él mismo planteó el tema del pepino ante los periodistas que cubrían el acto.

Adriá, quien hacía unos 30 que no visitaba Cartagena, reconoció que había observado un gran cambio en lo poco que pudo ver ayer. «He pasado por el Puerto. Cartagena tiene un potencial increíble. Es una ciudad maravillosa».

No hay comentarios :