Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

29/7/11

GASTRONOMIA MEXICANA COMO PATRIMONIO

En la ciudad de Puebla, los días 21 y 22 de este mes se llevó a cabo la primera reunión nacional del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana.

El principal objetivo es que se entienda el significado del reconocimiento que otorga la UNESCO a la cocina mexicana al colocarla en la lista del Patrimonio Cultural e Inmaterial de dicha institución.


En la ciudad de Puebla, los días 21 y 22 de este mes se llevó a cabo la primera reunión nacional del Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana.

El principal objetivo es que se entienda el significado del reconocimiento que otorga la UNESCO a la cocina mexicana al colocarla en la lista del Patrimonio Cultural e Inmaterial de dicha institución.

Reconocimiento, que tuvo lugar en la convención de la UNESCO en Kenia el 16 de noviembre de 2010.

En ella se dieron a conocer los compromisos del Gobierno de México con dicha institución para el rescate, salvaguarda y promoción de este patrimonio.

Estuvieron representantes, de las áreas de turismo, cultura y educación, de todos los gobiernos de los estados al igual que el federal, con una fuerte presencia de SAGARPA, dependencia fundamental en este movimiento pues representa las políticas de producción en campo, mar y tierra, así como la protección de nuestros productos nativos.

Estuvo presente un gran contingente de la sociedad civil, académicos, maestros, cocineros, cocineras, investigadores y productores del área. Además de los representantes de todos los estados que asistieron para plantear sus propuestas y cumplir con las metas señaladas.

Muy importantes las palabras de Gloria López Morales, que se dirigió especialmente a la prensa :

“Compete a los gobiernos dictar políticas para conservar nuestro patrimonio cultural y darse cuenta que sólo los gobiernos pueden hacer lo propio para salvaguardar, en este caso el sistema alimentario mexicano.

“En este sentido, la comida mexicana se encuentra en riesgo, entre otras cosas, porque hay una amenaza a la ecología, al medio ambiente y al sistema de poli cultivo único en el mundo.

“La Milpa. Existen problemas de índole social como el abandono del campo, la falta de protección a las especies en peligro, la explotación petrolera, minera e industrial cuando se atenta contra tierras fértiles y de cultivo.

“Una más tiene que ver con el cambio de patrón comercial, la firma de tratados de libre comercio ocasiona que los productos locales pierdan valor al ser más baratos aquellos que provienen del extranjero, rompiendo con esto el equilibrio dietético. El peligro que existe con la pérdida de la dieta mexicana, habiendo sido por siglos muy saludable y equilibrada, es que ahora estemos en un país campeón en obesidad.

“Lo que está en riesgo y hay que cuidar, es la pérdida del hilo de la transmisión de las tradiciones y costumbres culinarias y la pérdida de los valores comunitarios”.

Por su parte Sol Rubin de la Borbolla y la maestra Cristina Hernández de Palacio, fundadoras y dirigentes del Conservatorio, presentaron los más importantes documentos para configurar un inventario del valor cultural de la cocina mexicana.

Sol Rubín, especialista en patrimonio cultural, informó que el inventario, no será un listado de recetas ni de objetos, será un compendió de recetas tradicionales con información no sólo de su preparación, sino de los productos que la integran, su antigüedad y su permanencia, de la relación de los pobladores que la consumen y de su impacto en la tradición local.

En colaboración con Cristina Palacio experta en temas culinarios, se realizó la metodología del inventario, la cual podrá ser adaptada en cada estado. Este documento se entregó a los representantes de cada estado; es importante mencionar que estuvieron presentes todos, quiénes a su vez expusieron interesantes casos y propuestas que se darán a conocer en próximas reuniones.

La convocatoria fue un gran éxito y quedó claro el papel que no sólo al gobierno, sino a todos nos toca realizar, haciendo énfasis en la dieta sana con productos locales y en la protección y consumo de nuestros productos.

La armonía fue el común denominador de este primer encuentro.

No hay comentarios :