Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

5/7/10

COMER EN EL LIVING DEL CHEF , GASTRONOMIA ARGENTINA 2010

"CARACOLES PARA DA VINCI" Y LA ORIGINALIDAD DEL MENU: INCLUYE ENTRE CUATRO Y SEIS PASOS DE DEGUSTACION. La nueva propuesta para cenar en la casa de los chef se esta instalando en Buenos Aires.
El hábito de ir a comer a la "casa" del chef es una tendencia muy selecta, reservada para los amanes de la intimidad.

Sin embargo, el modelo ya tiene su éxito. Y así los cocineros preparan platos variados y caseros en su casa particular, con un ambiente disten
dido para comensales exclusivos, sin los costos que acar rea abrir un restaurante. Se trata de los home-restó que no tienen una publicidad en la puerta, ni tampoco hacen público su teléfono por una cuestión de seguridad, sino que el boca en boca es la única manera de promoción de estos lugares de moda. En la ciudad ya hay alrededor de 40 casas con esta temática, donde la clave es reservar con anticipación y atienden exclusivamente a "invitados".

"Casa Saltshaker" (Uriburu entre Peña y Pacheco de Melo) es uno de los pioneros: recibe a sus 12 comensales en mesas compartidas y funciona en un departamento que abre dos veces por semana. Está a cargo del norteamericano Dan Perlman, quien aseguró a este diario que "los restaurantes a puertas cerradas son una tendencia porque cada vez es más es la gente que busca privacidad a la hora de salir". Pastas caseras, platos vegetarianos y mariscos, entre las especialidades. Precio: $190 por persona con todo incluído.

En una casona de principios de siglo XX con escalera de mármol y terraza con piso damero, Andrea Bertone, Martín Manjiaterra y Malu Pizarro abrieron "Caracoles para Da Vinci" (Hidalgo 878, Villa Crespo) donde cocinan para un promedio de 30 personas. "La cocina es fusionada, casera y sustanciosa.

Se sir ve una deg ustación de platos, en pasos, con diversas situaciones como picada, sopa, flan y cocina de autor", describe la chef Malu Pizarro. El menú, de 4 a 6 pasos, con postre y bebida, cuesta $100. En el barrio de Colegiales, desde hace 3 años funciona "Treintasillas" (www.treintasillas.com), un restaurante a puertas cerradas donde su chef y propietario, Ezequiel Gallardo, arma menúes de 4 pasos que cambian todas las semanas.

"Siempre trabajo con los mejores productos que el mercado ofrece y los clientes son del segmento ABC1, tanto locales como extranjeros", asegura el chef. El costo del menú es de $120. Abre los jueves, viernes y sábados por la noche. También realizan clases de cocina, degustaciones de vino y eventos privados. Música, fotos familiares y obras de arte completan el circuito de los cocineros que abren sus puertas.

No hay comentarios :