Gastronomía del mundo moderno en donde el cuchillo no conoce a su dueño

14/6/11

CRISIS DE LA E.COLI FERRAN ADRIA

El cocinero Ferran Adria manifestó su solidaridad con los agricultores afectados con las nuevas restricciones de exportación en Moscu.


El chef Ferran Adrià manifestó hoy en Moscú su solidaridad con los agricultores españoles afectados por la "injustificadas" restricciones a las exportaciones de verduras a raíz de la infección de la variante agresiva de la bacteria E.coli.

"Les invito a todos a comer verduras y frutas españolas, las mejores del mundo", dijo el cocinero, y agregó: "Si tenemos la mejor cocina, es porque contamos con nuestros productos".

Ferran Adrià hizo promoción hoy en Moscú de la industria turística española para el mercado de Rusia, donde la pasada semana se vetó la importación de verduras europeas a causa del brote de la bacteria E.coli, que ha causado 34 muertes en Alemania y una en Suecia.

Además, entre los mejores productos españoles el chef destacó la exclusividad de los embutidos ibéricos, no solo del jamón, y elogió los vinos, los aceites de oliva y las cervezas.

Adrià, uno de los cocineros más influyentes de la actualidad, hizo de locomotora de la promoción turística española en Rusia, uno de sus mercados más dinámicos y prometedores.

"No vengo a enseñar, vengo a compartir", dijo Adrià, a quien casi de inmediato se le preguntó qué le parece que muchos le consideren un genio.

"Si una palabra odio es la de genio. La gente que me conoce sabe que yo soy muy normalito", dijo, y explicó que lo que ocurre es que "uno controla lo que hace, pero no las consecuencias".

Sobre su nuevo proyecto para transmitir en directo por internet el proceso de creación gastronómica, el famoso chef dijo que ver "puede ser tan bonito como comer".

Adrià, declarado fan del Fútbol Club Barcelona, aseguró que entre ver jugar a su equipo o poder estar con los jugadores en los vestuarios, prefería lo segundo, porque "partidos he visto muchas veces".

Sobre el cierre al público de su restaurante, "El Bulli", opinó que lo más importante de su trayectoria "es la influencia que ha tenido", y añadió que hay "miles de cocineros" que tienen su espíritu, y dentro de ellos hay "bastantes" que llevan a cabo "una cocina parecida".

Para Adrià, "en España hay siete u ocho lugares maravillosos", y al menos "20 cocineros de un nivel muy alto".

"El hecho de que un país sea líder en todos los aspectos gastronómicos es muy importante, y hay países que invierten un enorme dinero para conseguir este liderazgo", recalcó.

Adrià destacó en entrevista con Efe que en los últimos siete años, cuatro de los diez mejores cocineros del mundo son españoles. "¡Ni en tenis somos tan buenos!", recalcó.

No obstante, a juicio del cocinero, "España no pretende liderar, quiere compartir", insistió, y añadió que "la cocina es el alma de un país".

Según el chef catalán, en los últimos años también ha venido creciendo la "actitud gastronómica", por ejemplo "cuando procuramos que el café que vamos a tomar sea bueno".

Sobre el turismo, Adriá opinó que España necesita mentalizarse de que esta "no es una industria menor, es muy importante", y que el país debe estar "orgulloso" de ser el segundo del mundo por ingresos en ese capítulo.

No obstante, hay que tener presente que "cuando un taxista es simpático con un turista, gana un plus; cuando vas a un restaurante y el servicio es simpático, ganamos otro plus, y cuando comes bien es también un plus"

No hay comentarios :